La metodología Montessori habla mucho sobre las tendencias humanas, haciendo referencia a los impulsos naturales que guían al niño a realizar una actividad de forma inconsciente, espontánea y ayudan a satisfacer las necesidades espirituales; enumerando algunas tenemos:

Orden
Orientación
Repetición
Manipulación
Imaginación
Sentido de Pertenencia
Comunicación
Arte
Musica